En tres toques: MatchDay 3

TAC, TAC, TAC. El sonido hermoso de este juego. La nueva generación Champions, los zorros y el viejo Mou, el cielo o el infierno y el caballo de Conte. Hoy, hacemos una de más porque creemos en el talento de Dybala. A romper la línea de la presión.

Instagram

Por Leonela Origlio


El primer pase

EL UNITED Y EL CHELSEA, CON PASAPORTE CHAMPIONS: LEICESTER Y LOS SPURS, A LA EUROPA LEAGUE

Sangre roja. Sangre azul. Sangre joven. ADN Champions. Los inexpertos Ole Gunnar Solskjær y Frank Lampard se han puesto en el lomo a dos pesados como el Manchester United y el Chelsea y los han llevado hasta la meta europea. Sus respectivas victorias en el cierre de la Premier League, culminaron una campaña altamente satisfactoria, que acabó siendo un máster acelerado para ambos entrenadores y que, en materia de copas, han sacado un aprobado y con muy buenas calificaciones.

No resultaba sencilla la prueba para los Red Devils. Leicester no era sólo el último escollo antes del objetivo: los Foxes, con un triunfo, se quedaban con la plaza de Champions y desplazaban al United a los puestos de Europa League. Sin embargo, Solskjær tenía otro as en la manga, porque sabía que sumar un punto también le alcanzaba a su equipo. Y de ese valor agregado en la previa, se sirvieron sus dirigidos en el campo: jugaron a un ritmo más de control que de intensidad y cuando olfatearon que era su momento, fueron punzantes. Así llegó la acción del penal, que Bruno Fernandes, de brillante temporada, cambió por gol. Y con la ventaja en el bolsillo, mostraron la cara oportunista. De esa forma, le sacaron provecho a un error defensivo del local y aseguraron el boleto para el torneo de clubes más importante del Viejo Continente. Merecido premio para el coach noruego y su fresco Manchester. Del otro lado, habiendo estado en el top four hasta la jornada final, la clasificación a la UEL apenas suena a consuelo para el Leicester.

Stamford Bridge lucía vacío de público, pero colmado de expectativas. Chelsea venía golpeado de su visita a Liverpool, pero con algunas buenas sensaciones por la reacción en Anfield que casi termina en remontada y, sobre todo, por saberse finalista de la FA Cup, que además le daba una chance extra para acceder a la próxima Champions. No le hizo falta. La convicción de los Blues fue suficiente y antes del descanso, la cosa parecía sentenciada: una delicia de tiro libre por el pie derecho de Mount y la aparición certera de Giroud, le concedieron a los de Lampard el último ticket a la UCL y acabaron con las intenciones europeas de los Wolves, que ahora deberán esperar que Arsenal no gane la Copa, el próximo sábado, para asegurarse, de mínima, su lugar en la Europa League.

Las cuentas de Mourinho no estaban tan claras. Su equipo, aún ganando, dependía de que Wolverhampton no acertara un pleno. Y si bien en su juego repartió fichas con el Crystal Palace, la ruleta a Tottenham le ha cantado los números que necesitaba para meterse en Europa. Algo de satisfacción para los Spurs, que le pusieron punto final a una temporada irregular que, tras la eliminación prematura en la actual Champions League y de no ser porque la fortuna le guiñó un ojo a Mou, habría sido realmente para el olvido.

Pase entre líneas

SALVACIÓN DEL ASTON VILLA: WATFORD FUE EJECTUADO Y A BOURNEMOUTH NO LE ALCANZÓ

Respira aliviado el Aston Villa. No es para menos, le ha esquivado al descenso, con todo lo que eso implica para un club de semejante tradición. Además de una mayor exigencia deportiva y una valoración más alta de las plantillas, competir en la Premier se traduce en más ingresos para los clubes y renovación de contratos para muchos futbolistas. Le sobran los motivos al Villa para festejar, entonces. Y más aún, después del sufrido empate ante West Ham. Mirando de reojo lo que sucedía con la visita del Watford al Arsenal y con la del Bournemouth al Everton, los villanos tuvieron que resistir en los minutos finales de su viaje a Londres. Por eso, los abrazos y esa celebración grupal en forma de desahogo, cuando llegaron las buenas noticias desde otro rincón londinense, el Emirates Stadium. Ya ni siquiera importaba que el Bournemouth había hecho bien su tarea de domingo. Los destinos estaban marcados para todos y la permanencia del histórico Aston Villa, garantizada.

Pase de gol

INTER, SIN SCUDETTO, BUSCARÁ SU PULSO EUROPEO

Se había ilusionado Inter. En el comienzo de la temporada, porque se sentía fuerte, prepotente en cada partido. Y tras la victoria sobre el condenado SPAL de hace unos días, había recuperado una pizca de esperanza de hacer un sprint final que lo impulsara directo el título. Una serie de pasos en falso de la Juventus le habían dado margen, pero así como esa inconsistencia de los de Sarri, aunque lejos, lo puso en carrera otra vez, su inestabilidad y dos empates seguidos, con Roma y Fiorentina, le frenaron la marcha en la recta decisiva a este caballo que monta Antonio Conte, todavía más preparado para recorridos cortos y no tanto para cruzar el disco como un purasangre.

La visita al Luigi Ferraris resultó menos problemática que lo previsto para el nerazzurro. Genoa, más tranquilo tras el triunfo en el derby ante Sampdoria, pero sin poder desentenderse aún de la pelea por la salvación, casi nunca lo puso en apuros. Y Romelu Lukaku no tuvo piedad. El gigante belga se despachó con una doppietta. La segunda conquista, una maravillosa definición, con dribbling y amagos, que culminó con un toque de zurda a la red. Antes, Alexis Sánchez había estirado la cuenta. Demasiado costosa para las posibilidades de los rossoblu, redituable para el Inter, pero insuficiente para arrebatarle el noveno Scudetto consecutivo a la Juve. Es lógico el sabor agridulce. No le bastó con ser, hasta ahora, la squadra con menos derrotas en esta edición de la Serie A, ni con ser más goleador que el campeón. La eliminación en la semifinal de Copa Italia fue otro trago amargo. Acaso, el tempranero traspié en Champions termine abriendo una ventana al éxito en esta Europa League que lo tiene en Octavos, a la espera de la sfida con Getafe. Nápoli y Atalanta serán dos buenos exámenes, antes de las finales de Alemania. Incluso, para que Lautaro Martínez intente recuperar su mejor versión. Será vital para que Inter muestre que tiene pulso europeo.

Una de más

SARRI ATRAGANTADO: LA JOYA, EN PELIGRO

Maurizio Sarri debe masticar bronca por estas horas. Porque, si bien haber finiquitado la Serie A le da aire en lo personal y le permite enfocarse de lleno en la Champions, la prematura salida de Dybala por lesión, en la consagración ante Sampdoria, no hace más que complicarle sobremanera la preparación de la serie europea. La Joya, detrás de Cristiano Ronaldo, ha sido el hombre más influyente en la Vecchia Signora. En esta campaña, se ha paseado como ese trequartista brillante que sus condiciones delatan y se ha lucido como el socio indispensable del siempre individualista CR7, incluso en un tramo en el que al campione d’ Italia lo asaltaron las dudas: un total de 17 goles y 14 asistencias, de los cuales cosechó cuatro en cada rubro, en este post-parate. Es natural, entonces, la preocupación que se respira en Turín. Y más aún, tras el comunicado del J Medical, que confirma un alargamiento del músculo recto-femoral del muslo izquierdo. Alarmante diagnóstico sobre el argentino, de cara al duelo del 7 de agosto, con Lyon. Suficiente para que Sarri no pueda digerirlo.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.