Messi: «Retrasar la Copa América fue una gran decepción»

GOAT, REFLEXIVO. El crack contó sus sensaciones y analizó cómo será el retorno a la actividad después de tres meses. Foto: Adidas.

Instagram

Por Emiliano Chavez

Muy atrás quedó esa figura silenciosa, introvertida, que ni se molestaba en reprochar tanta pierna desleal y que apenas caminaba sobre el césped, como si estuviera ausente, antes de desatar un torbellino de talento. Leo Messi es otro. Su experiencia, dentro y fuera del campo de juego, se lo demanda. Por ser capitán y líder futbolístico de la Selección Argentina y el Barcelona, claro. Y también porque es un referente en lo deportivo y en lo social para los jóvenes del mundo, nada menos. Siempre desde un perfil bajo, pero alzando la voz cuando es necesario. En ese sentido, en el diálogo que mantuvo con Adidas, la empresa alemana que lo viste y que naturalmente lo tiene como ícono supremo en su Home Team, GOAT mostró su lado reflexivo: «Vivir o trabajar con tanta incertidumbre nunca es fácil, especialmente cuando se enfrenta a una situación tan desconocida como esta. Algunas personas advirtieron que las pandemias mundiales podrían ocurrir de vez en cuando. Pero nunca haber imaginado este enorme impacto».

En el cuarto episodio de Mindfulness Matters (La mentalidad lo es todo), la serie lanzada por la marca de las tres tiras, Messi profundizó la charla en varios aspectos y habló acerca de todo lo que conlleva el inminente retorno a la actividad. «Todos nos preguntamos cuándo volveremos al trabajo, cuándo comenzaremos a competir nuevamente. Para cualquier futbolista, es crucial mantenerse enfocado cuando salga al campo», manifestó el crack y analizó que «algunos dicen que la fuerza mental es el 40, 50 o incluso el 60% del fútbol. Supongo que también depende de cada jugador. Pero sí creo que es muy importante, y veo un crecimiento en este tipo de preparación en el deporte profesional».

Dicen que la fuerza mental es el 40, 50 ó 60% en el fútbol. Pero dependerá de cada jugador.

La finalidad de esta producción, según Adidas, es que los atletas inspiren entre sí y a sus seguidores una mentalidad positiva durante la pandemia de coronavirus. Messi se adentró en este tema y evaluó: «Ahora más que nunca, es importante mantenerse en contacto con el equipo. De vez en cuando, todos nos juntamos virtualmente para hablar y vernos. Y lo hago todos los días con muchos otros».

El estado físico es otra de las principales capacidades que configuran a un deportista de élite. Y con una inactividad de casi tres meses, las preocupaciones alrededor de esta cuestión son lógicas. Sobre este punto, Messi explicó que «aunque ya no juego dos veces por semana, trato de entrenar todos los días y hago los ejercicios que nos envían. Pero está muy lejos de lo que es hacerlo con el equipo, y la peor parte es no tener la constancia de jugar, pero es la nueva normalidad con la que tenemos que vivir». De todas formas, GOAT halla un costado favorable del parate: «Tendremos algo de tiempo para recuperar a nuestros jugadores clave».  Y, a su vez, piensa que «técnicamente es la misma temporada, pero creo que cada equipo y cada futbolista sentirá que es diferente».

Técnicamente es la misma temporada, pero para cada equipo y cada futbolista será diferente.

La Liga española recobrará vida el jueves 11 de junio. El Barça llegará como único líder, dos puntos por encima del Madrid. El 10 blaugrana imagina cómo será afrontar el reinicio del torneo y su último tramo sin espectadores: «Traerá una serie de desafíos. La preparación del grupo es igual que para cualquier otro juego. Pero, individualmente, cada uno necesita visualizar el hecho de jugar sin fanáticos, porque es muy extraño. Tuve que hacerlo para un partido en casa y fue espeluznante». No obstante, consideró que «es normal que se reanude de esta manera. Con todo lo que está sucediendo en el mundo, es perfectamente comprensible».

Jugar sin público traerá una serie de desafíos.

Este 2020 anunciaba en su agenda una cita muy importante para Messi. Además del ineludible objetivo Champions y la puja cotidiana en la Liga, en su horizonte aparecía la Copa América, lo que se traducía en un reto especialmente personal, por el deseo de conseguir su primer título con la Mayor y, de postre, coronarse en el torneo que se jugará conjuntamente en Argentina, con el significado emocional que esto tiene, y en Colombia. Pero la crisis sanitaria por el covid-19 obligó a que fuera postergado para 2021. Resultan lógicas sus palabras entonces: «Retrasarla fue una gran decepción, pero, por supuesto, era de esperar y era lo razonable. La Copa iba a ser un gran evento para mí, y estaba muy emocionado por jugarla nuevamente».

Sin embargo, con una visión cargada de optimismo, el fenómeno argentino invitó a sus colegas a poner el foco en lo que viene: «No podemos detenernos en lo que estamos dejando atrás este año. Es mejor mirar hacia el futuro. Para volver a la rutina diaria de entrenamiento, para ver compañeros de equipo, para jugar los primeros partidos. Estoy seguro de que será extraño al principio, pero estoy ansioso por volver a competir». Y cada ser humano que respira fútbol, por verlo en acción.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.